Receta Crema Catalana casera

La crema catalana es un postre conocido también como crema quemada o, en Cataluña crema simplemente.

Es un postre muy típico de la cocina catalana y que consiste en una crema pastelera con base en yema de huevo que se suele cubrir con una capa de azúcar caramelizado en su superficie para aportar un contraste crujiente y más divertido. Se disfruta durante todo el año pero es costumbre el día de San José, celebrado el 19 de marzo. Hasta hace poco era, en general, un postre de fiestas.

Ingredientes necesarios para su elaboración (3/4 personas):

  • 500 ml de leche
  • 1 rama de canela.
  • La piel de medio limón.
  • La piel de media naranja.
  • 4 yemas de huevo.
  • 15 gr de maicena.
  • 60 gr de azúcar más 1-2 cucharadas soperas por ración para caramelizar por encima.

Elaboración crema catalana casera:

En primer lugar quitaremos la piel a la naranja y al limón pero solo la parte más superficial de forma que no arrastre parte blanca, solo debe ser naranja o amarilla respectivamente. La parte blanca amarga y por eso no nos interesa.

Pon en un cazo a fuego medio la leche junto con la rama de canela y la piel de la naranja y la piel del limón. Antes de que empiece a hervir (verás que empieza a haber burbujas pequeñas en su superficie o si tienes un termómetro antes de que llegue a 100ºC), retira el cazo del fuego.

Mientras, en un bol pon las yemas de huevo junto con el azúcar y la maicena y bátelo todo con unas varillas. Al principio veras que la mezcla es un poco seca, pero si sigues batiendo con ganas poco a poco se volverá cremosa y finalmente tendrá un aspecto bastante homogéneo.

Vierte en el bol la leche infusionada poco a poco y pasándola por un colador para que se queden en él las pieles de los cítricos y la rama de canela. Luego remueve la mezcla.

De nuevo vierte la mezcla en el cazo que habías utilizado y ponlo a fuego bajo mientras remueves sin parar para que no se te pegue a la vez que se va espesando.

Tienes que ser paciente porque tardara unos minutos, finalmente verás como se empieza a espesar casi de golpe. Cuando los surcos de las varillas se empiecen a notar, retírala del fuego, ¡ya está lista!

Consejo:

Repártela en recipientes listos para servir, lo más tradicional es servirla en cazuelas de barro pero si no tienes no pasa absolutamente nada. Si prefieres alisarla por arriba, lo puedes hacer con el reverso de una cuchara pequeña.

Una vez que esté fría introduce los recipientes en la nevera para que repose 4 horas como mínimo, aunque es preferible me gusta prepararla de un día para otro y así reposa toda la noche en la nevera.

Te recomendamos:

hacer arroz con leche casero ingredientes

Arroz con leche cremoso

Postre tradicional español que no debes perderte. Ver más…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »