Como bañar a un perro

Al perro se le limpia por cuestiones higiénicas y estéticas , y es que con un buen baño eliminamos polvo, barro, tierra y toda clase de suciedad a la vez que quitamos los malos olores y mantenemos la piel y el pelaje de nuestro perro más sanos. Si lo bañamos periódicamente también podemos prevenir infecciones, enfermedades y controlaremos mejor la presencia de parásitos externos.

La frecuencia con la que debes bañar a tu perro depende de una variedad de factores, incluidos la raza, el tamaño, el tipo de pelaje y las actividades del perro. Los perros que suelen estar al aire libre pueden necesitar baños más frecuentes, mientras que los que permanecen dentro de casa pueden necesitar solo un baño dejando unos meses. Los baños pueden ser aterradores para los perros, pero con un poco de conocimiento y preparación, puedes hacer que bañar a tu perro sea una buena experiencia para ambos.

Siguiendo estos sencillos consejos verás como bañar a tu mascota no tiene porque ser todo un desafío.

Elige un lugar adecuado para el baño

Aconsejable que la temperatura es agradable, podemos llenar un barreño de agua templada y bañarlo en el exterior pero si no se da el caso, la bañera o la ducha de cualquier baño será más que suficiente. Debemos pensar en que el perro, una vez mojado, se sacudirá más de una y dos veces, por lo que el lugar escogido debe estar preparado para llenarse de agua. Lo más importante es que el perro se sienta cómodo y que nosotros tengamos espacio para manejarlo con facilidad.

Pautas a seguir para el lavado de tu perro

1- Para empezar, es aconsejable atar al perro con una correa de nailon, resistente y preparada para ser mojada sin problema. De este modo evitaremos que el peludo pueda salir de la zona de baño, dejándolo todo mojado. Si el perro es pequeño y está tranquilo, podemos prescindir de ella.

2- Debemos mojar el perro con agua templada, nunca fría ni muy caliente. Lo mejor será empezar a rociarlo de manera progresiva y acompañar el proceso con caricias, masajeando su cuerpo y tranquilizándolo con nuestro tono de voz y actitud corporal. Evita que le entre agua en las orejas, pues es una zona muy delicada y podría causarle otitis a largo plazo.

3- Escogeremos un champú especial para perros, a poder ser, para el tipo de pelo del can. En Petsonic encontrarás clasificaciones por razas, por colores (blanco o negro), especiales para cachorros o para perros con pieles sensibles.

4- Ten a mano toallas limpias y absorbentes para envolverlo y secarlo rápidamente. Como decíamos antes, el perro va a querer sacudirse enseguida por lo que, cuanto antes lo sequemos, mejor.

5- Si el perro se siente cómodo, podemos prolongar la estancia y aprovechar para desenredar el manto. El pelo húmedo nos facilitará su peinado y dejará ir una gran cantidad de pelo que el perro ya no expulsará por la casa.

¿Cada cuando conviene bañar al perro?

Bañar a nuestro perro de manera excesivamente frecuente hace que el perro pierda las grasas naturales que genera su piel y que dan brillo a su pelaje. Por este motivo es recomendable bañar a tu mascota cada semana, pero sí que podemos hacerlo de manera mensual. Por lo general, los perros con pelo largo se les recomienda una vez cada 4 o 5 semanas, mientras que los perros de pelo corto, cada 2 o 3 meses es más que suficiente.

Es recomendable acostumbrar a los perros desde pequeños al baño, incorporándolo a sus vidas como una rutina más. Positivizar esta actividad con caricias o recompensas al final de la actividad hará que el perro asocie el aseo con el premio que viene después.

Te recomendamos

Como bañar a un perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »